Cargando...
Ver Carro Finalizar compra
Subtotal:

Etiqueta - cuadro

Tu corazón, mi cenicero

(Letra de la canción ‘Ashtray Heart’ de Placebo) Mi cenicero, mi cenicero Mi corazon de cenicero You are the burden to our ways You are the one who took my place You took a jump into forever A leap of faith I could not take And it was A leap of faith I could not take A promise that I could not make A leap of faith I could not take A promise that I could not make Mi cenicero,…

Ascenso y caída de un icono gay

En septiembre de 1988 aparecía en antena por primera vez Jerry Philips como presentador de las noticias de la noche en la BBC. Una semana más tarde estaba en boca de todos. Era completamente distinto a cualquier otro presentador de noticias que hubiese aparecido en el pasado. Su mirada intensa, la cadencia en su voz, la media sonrisa al finalizar cada frase y su continuo movimiento de manos sedujeron de inmediato a toda la sociedad británica de la época. Para…

Desde que te dije que lo nuestro terminó

Suena Stereophonics y, con voz desgarrada, cuenta las penas de una relación acabada. Nos conocimos en un parque, paseando al perro, ya ves tú, qué cosa más tonta. Pero siempre el mismo parque, siempre los mismos perros con siempre sus dueños… pues al final hablas. Hablas del frío de esa noche, del partido del sábado, de que no consigues que Rufo te espere para cruzar la carretera. De política no, que eso de ser tertuliano solo está de moda ahora.…

Yo soy la tierra

Yo soy la tierra. Mis manos, ásperas de años acariciando rocas y maleza, plantan, cuidan y velan por estos frutos. Mi espalda, rota de tantas veces agachada, mis rodillas, doloridas los días de lluvia, mi cara, arrugada por años de intemperie. Porque yo soy la tierra. Yo soy este campo, mi campo, donde mi sudor ha ido cayendo con el paso de los años. Muchos años, muchos días, muchas horas. Mucho tiempo entre estos surcos que año a año renuevo,…

General Mola: el dictador de la parcela de 200 metros

El dictador subió las gafas de bucear y las colocó en su frente, cruzó los brazos sobre su uniforme de gala de primavera y miró satisfecho su Reino de doscientos metros cuadrados. Había sido un día muy duro. El dictador se despertó temprano, con el alba. Apartó el dosel de su amplia cama y comenzó a dar órdenes a la servidumbre imaginaria mientras se aseaba, preparaba el desayuno y se vestía con el uniforme de campaña para revisar el estado del…

Angry Torero

Esta mañana hace frío. Menos mal que he traído los guantes porque ayer casi se me congelan los dedos aquí de pie como un imbécil. En invierno porque hace frío, en verano porque te mueres de calor. Odio Madrid. Odio la Puerta del Sol. Odio a los turistas guiris. Y, más que nada de este mundo, odio a los turistas españoles. Los guiris te miran, se hacen la foto y te echan un euro. Los españoles te miran disimulando, para…

Come tele basura

Cocacola de dos litros, fuente con palomitas caseras, sofá de escay negro. Y la tele. Cariño, te vas a poner como un jabalí. ¿Pero qué dices?, ¡si las palomitas no engordan! Claro que no engordan, engordas tú. ¡Qué no! que las palomitas están hechas de maíz, y el maíz es verdura. Y se tira en el sofá. Y hace circular las imágenes frente a sus ojos. Y su cerebro se aletarga, hiberna y se convierte en ameba. Una ameba de movimientos…

Bailar con el Asco

Los «Mevlevíes» o «Derviches giradores» giran sobre sí mismos y en círculo alrededor de una sala cerrada. Lo prodigioso es que no se marean y se caen en la mitad del baile. En realidad, sí se marean y utilizan su baile como ritual religioso en el que entran en un estado de trance que les acerca a Alá pero con un increíble equilibrio que les permite no caerse. Pero no hay mujeres derviches. La sala era amplia, con columnas a…

Las mentiras de René Magritte

Recorrí una vez más la habitación. Cuatro paredes blancas exactamente iguales me rodeaban. Tan solo una ventana con unas viejas cortinas cambiaba la perspectiva. Una mesa y una silla perfectamente corrientes completaban la decoración. Miré al suelo y me senté en la silla. Blanco. El suelo también era blanco. A través de la ventana, cristalizado, se veía un paisaje. Puse las manos en la nuca y miré hacia arriba. Blanco. El techo también era blanco. La mesa, la silla, blanco.…

I am a tourist

Varadero, Cuba. Mayo 2009. Cuando empezó en este trabajo hasta le gustaba la música, pero de eso hacía ya más de dos años. Ahora le palpitaba el cerebro cada vez que oía las mismas canciones machaconas una y otra vez. Poner copas en un hotel de lujo, un trabajo fácil. Conocerás hombres, turistas con ganas de divertirse y dinero para gastar, le dijeron. Y era cierto. Los “regalos” eran la parte más importante de su sueldo. —El próximo que venga…